CSN Emmagatzematge en piscina

Saltar al contenido

Su versión de Internet Explorer no es la adecuada para una correcta visualización de esta página web. Debe utilizar Internet Explorer 9 o superior.

Aceptar

Contenido principal

Emmagatzematge en piscina

Almacenamiento en piscina

Una vez descargado del reactor, los elementos de combustible nuclear gastado deben permanecer almacenados un mínimo de cinco años en piscinas de agua situadas en el mismo edificio que alberga el reactor. Cada uno de estos elementos combustibles se aloja en una de las celdas o bastidores dispuestos a modo de malla en el fondo de las piscinas. Las piscinas están construidas de hormigón armado y sus paredes están recubiertas de acero soldado y están diseñadas para evitar fugas y soportar eventos externos.

El agua de las piscinas cumple la función primordial de refrigerar el combustible nuclear gastado en las primeras etapas de su decaimiento radiactivo, mediante la extracción continua del calor residual generado por el combustible. Por otro lado, el agua de las piscinas es transparente y, además, constituye un buen blindaje biológico contra la radiación emitida por el combustible irradiado, características ambas que permiten la inspección y manejo seguro de estos elementos por parte de los trabajadores.

Tras la etapa inicial de enfriamiento en las piscinas del combustible irradiado, éste pierde parte de su radiactividad y su capacidad de generar calor residual, lo que permite su consideración como residuo y su posterior transporte y almacenamiento.