CSN Simulacro de emergencia en la fábrica de combustible de Juzbado (Salamanca) - 2016

Saltar al contenido

Su versión de Internet Explorer no es la adecuada para una correcta visualización de esta página web. Debe utilizar Internet Explorer 9 o superior.

Aceptar

Contenido principal

2016

Atrás

Simulacro de emergencia en la fábrica de combustible de Juzbado (Salamanca)

La fábrica de elementos combustibles de Juzbado (Salamanca), ha realizado hoy el preceptivo simulacro anual, conforme a los requerimientos establecidos en su Plan de Emergencia Interior y con la participación de la Organización de Respuesta ante Emergencias (ORE) del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). El Consejo ha realizado un seguimiento integral del simulacro tanto desde su Sala de Emergencias (SALEM) como desde el emplazamiento.

El ejercicio ha comenzado a las 10:42 horas con la declaración de “Alerta de Emergencia” en la instalación (Categoría I) de su Plan de Emergencia Interior, debido a un terremoto que ha afectado a la fábrica y, como consecuencia, se ha derramado polvo de óxido de uranio de un bidón en la nave de fabricación.

Enusa S.A., titular de la fábrica, ha simulado una situación con unos valores altos de contaminación ambiental en el almacén de polvo de la nave de fabricación, ante lo que se ha procedido a la evacuación de la instalación.

El ejercicio ha finalizado sin emisión de material radiactivo al exterior y con la simulación de dos trabajadores que supuestamente habían desaparecido y que posteriormente encontraron; y otros dos que habían resultado afectados por contaminación interna, estimándose que las dosis recibidas por estos trabajadores no han superado los límites permitidos por la reglamentación.

La evolución del suceso ha dado lugar a la declaración por parte del titular a una situación de “Alerta de Emergencia” (Categoría I) de su Plan de Emergencia Interior. Por su parte, ante esta situación el Consejo de Seguridad Nuclear ha activado de forma inmediata la Sala de Emergencias (Salem) y al equipo de retén, tal y como establece el modo 1 de su Organización de Respuesta de Emergencia (ORE).

Este suceso, que no habría supuesto impacto radiológico a la población, habría sido clasificado con nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES), por debajo de esta escala (sin significación para la seguridad).