CSN Simulacro de emergencia en la central nuclear José Cabrera (Guadalajara) - 2010

Salta al contigut

Su versión de Internet Explorer no es la adecuada para una correcta visualización de esta página web. Debe utilizar Internet Explorer 9 o superior.

Aceptar

Contenido principal

2010

Vés enrere

Simulacro de emergencia en la central nuclear José Cabrera (Guadalajara)

 

La central nuclear José Cabrera (Guadalajara) ha realizado el preceptivo simulacro anual conforme a los requerimientos establecidos en su Plan de Emergencia Interior con la participación de la Organización de Respuesta ante Emergencias del Consejo de Seguridad Nuclear. La actuación del Consejo se ha desarrollado tanto desde la Sala de Emergencias (SALEM) como desde el terreno, realizando el seguimiento del estado de planta y de las actuaciones del titular para la recuperación de las condiciones de seguridad.

El simulacro ha comenzado a las 10:19 horas a raíz de la notificación, por parte del titular de la instalación, de una prealerta de emergencia debido a un terremoto de 5.1 en la escala Richter. El simulacro ha continuado con la simulación de un incendio por lo que el titular ha llegado a declarar la alerta de emergencia en el emplazamiento. El incendio simulado se produjo en la zona donde se compactan los bidones de residuos radiactivos de baja y media actividad.
Durante el ejercicio, se ha simulado la emisión de una pequeña cantidad de material radiactivo gaseoso por lo que el CSN ha recomendado al Centro de Coordinación Operativa de la Subdelegación del Gobierno de Guadalajara el control de accesos en los alrededores de la planta.
Así mismo, se ha supuesto que dos trabajadores resultaron heridos a causa del incendio y que fueron trasladados a los servicios médicos correspondientes.
Durante el simulacro, el titular ha llegado a declarar categoría II de su Plan de Emergencia Interior (Alerta de Emergencia). Por su parte el CSN ha activado su Organización de Respuesta ante Emergencias, llegando a modo 2, y se ha mantenido en permanente comunicación con las organizaciones involucradas en la resolución de la emergencia.
Un suceso de esta naturaleza habría sido clasificado como una anomalía de nivel 1 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES).