CSN Información preliminar

Saltar al contenido

Su versión de Internet Explorer no es la adecuada para una correcta visualización de esta página web. Debe utilizar Internet Explorer 9 o superior.

Aceptar

Contenido principal

Información preliminar

Antecedentes

La radiación es la emisión, propagación y transferencia de energía en cualquier medio en forma de ondas electromagnéticas o partículas.

Los seres vivos conviven con las radiaciones desde sus orígenes. Sin la radiación del sol no habría existido vida en la tierra y sin la radiación infrarroja no podríamos calentarnos. Además de estas fuentes naturales de radiación, el ser humano ha sido capaz de desarrollar distintos aparatos que se basan en o utilizan las radiaciones. Utilizamos la radiación cuando escuchamos la radio, hablamos con el móvil, calentamos el desayuno en el microondas, tostamos el pan o nos hacen una radiografía.

Las ondas o radiaciones electromagnéticas se pueden clasificar en radiaciones ionizantes, si tienen energía suficiente como para producir la ionización de los átomos de la materia que atraviesan (ej.: rayos X), o radiaciones no ionizantes, si no tienen suficiente energía para romper los enlaces de los átomos y producir la ionización como por ejemplo los rayos ultravioletas, las ondas de radio, TV, o la telefonía móvil.

Las radiaciones que se presentan en forma de partículas con masa (ej. radiación alfa) están incluidas dentro de las radiaciones ionizantes, pues en todos los casos son capaces de producir la ionización.

Para ampliar información sobre este apartado, pueden consultarse las siguientes monografías: las radiaciones e instalaciones radiactivas.