CSN Banco dosimétrico nacional

Saltar al contenido

Su versión de Internet Explorer no es la adecuada para una correcta visualización de esta página web. Debe utilizar Internet Explorer 9 o superior.

Aceptar

Contenido principal

Banco dosimétrico nacional

Banco Dosimétrico Nacional (BDN)

La legislación española en materia de protección radiológica exige que a cada trabajador expuesto se le abra un historial dosimétrico en el que se registren las dosis recibidas en el transcurso de su vida laboral, y que dicho historial  se archive por el titular del centro en el que el trabajador desarrolla su actividad, hasta que el trabajador cumpla o hubiera cumplido la edad de 75 años, y nunca por menos de 30 años desde el cese de la actividad laboral del trabajador.

Este último requisito puede resultar difícil de satisfacer y, por ello, con objeto de asegurar que los historiales dosimétricos de los trabajadores expuestos están siempre disponibles, en 1985 el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) decidió crear un Banco Dosimétrico Nacional (BDN) en el que se centralizaron registros dosimétricos de todos los trabajadores expuestos de las instalaciones nucleares y radiactivas españolas, garantizando así un archivo fiable y seguro de dichos registros y con el que, además, se posibilita:

  • La identificación de cualquier trabajador expuesto cuyas dosis excedan los límites reglamentarios.
  • La realización de estudios sobre las dosis resultantes del funcionamiento de cualquier instalación nuclear o radiactiva.
  • La obtención de datos de apoyo para la realización de estudios sobre tendencias de exposición en distintos sectores (medicina, industria, etc.), para identificar áreas en las que pudiera ser necesario establecer estrategias para reducir las dosis ocupacionales.
  • La obtención de datos de apoyo para la realización de estudios epidemiológicos en distintas poblaciones de trabajadores expuestos.

El BDN constituye una herramienta básica para el CSN en el ámbito del control regulador de la exposición ocupacional  y también para la elaboración de los informes que en relación con las dosis ocupacionales que se requieren al CSN, tanto a nivel nacional (Congreso de Diputados y Senado) como a nivel internacional (Naciones Unidas, Unión Europea, Agencia de Energía Nuclear de la OCDE, etc.)

Con la aprobación, el 5 de diciembre de 2013, de la Directiva 2013/59/Euratom, en la que se establecen las normas básicas de protección radiológica de la Unión Europea, todos sus Estados miembros quedan obligados a implantar un sistema nacional de archivo de las dosis ocupacionales similar al BDN.