CSN Requisitos

Saltar al contenido

Su versión de Internet Explorer no es la adecuada para una correcta visualización de esta página web. Debe utilizar Internet Explorer 9 o superior.

Aceptar

Contenido principal

Requisitos

Requisitos

Los requisitos que aplican al transporte de material radiactivo se incluyen dentro de reglamentaciones generales que se aplican al transporte de todas las mercancías peligrosas. El material radiactivo es una más de esas mercancías y se la identifica como clase 7, dentro de un total de nueve clases. Estos requisitos emanan del Reglamento para el transporte seguro de materiales radiactivos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), y son  trasladados a los reglamentos internacionales de transportes de mercancías peligrosas para cada modo de transporte: carretera, ferrocarril, aéreo y marítimo, que se aplican en España.

Los objetivos básicos de los requisitos son:

•    La contención de los materiales radiactivos dentro de los embalajes.
•    El control de la radiación externa en el exterior de los bultos.
•    La prevención de la criticidad cuando se transportan materiales fisionables.
•    Evitar los daños debidos al calor emitido por ciertos tipos de bultos.

La seguridad en el transporte de material radiactivo descansa fundamentalmente en el diseño de los embalajes y en la preparación de los bultos (el embalaje más su contenido) por el expedidor, incluida su señalización y la emisión de la documentación de transporte.

El expedidor también es responsable de las aprobaciones de los diseños de los bultos y de las autorizaciones y notificaciones previas de las expediciones. Además, los transportistas tienen sus responsabilidades específicas sobre la formación del personal de transporte, el equipamiento y estado de los vehículos y la estiba de los bultos radiactivos en los medios de transporte.

Considerando que la seguridad se basa primordialmente en el diseño del embalaje y no en el control sobre cada transporte, la  mayoría de las expediciones no requieren de autorización previa ni de notificación.

Además de la legislación específica de transporte, existe otra que, con carácter general, afecta a todas las prácticas en las que interviene el material radiactivo y, por tanto, también afectará a su transporte. Se trata de legislación sobre materias como protección radiológica, protección física y cobertura de riesgos.