CSN Informe anual del CSN 2010 - 2011

Salta al contigut

Su versión de Internet Explorer no es la adecuada para una correcta visualización de esta página web. Debe utilizar Internet Explorer 9 o superior.

Aceptar

Contenido principal

2011

Vés enrere

Informe anual del CSN 2010

El Informe anual del Consejo de Seguridad Nuclear 2010, disponible en el apartado de publicaciones de esta web, recopila las actividades llevadas a cabo por el organismo durante el pasado año.

En él se recogen, entre otras cuestiones, los contenidos del nuevo Estatuto del CSN, que ha permitido la puesta en marcha del Comité Asesor para la Información y Participación Pública en materia de Seguridad Nuclear y Protección Radiológica.

Dicho Comité cuenta con la participación de administraciones públicas, organizaciones sociales, empresariales y ambientalistas, así como de expertos cualificados. Se trata de un grupo de trabajo que tiene como función principal emitir recomendaciones al CSN para mejorar la transparencia e incentivar la participación ciudadana.

Por otro lado, el CSN informa en este documento sobre el ciclo de renovaciones de las licencias de autorización de explotación de las centrales nucleares españolas. Así, el informe detalla que durante 2010, el organismo regulador aprobó la renovación de las licencias de las dos unidades de Almaraz (Cáceres) y de la central nuclear Vandellós II (Tarragona).

El informe también recoge el número de incidentes notificados por parte de las instalaciones nucleares y radiactivas, así como las sanciones y apercibimientos propuestos por el regulador al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. En total, se registraron 66 sucesos notificables, de los cuales uno fue clasificado con nivel 1 en la escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES).

En el ámbito de la protección radiológica, cabe destacar la finalización de un importante estudio epidemiológico sobre los posibles efectos de las radiaciones ionizantes sobre la salud de la población en los entornos de las centrales nucleares. Estudio que, a solicitud del Congreso de los Diputados, pusieron conjuntamente en marcha el Instituto de Salud Carlos II y el CSN. Los datos del estudio concluyeron que no existen efectos nocivos en la salud de la población próxima a las plantas nucleares.

La elaboración y remisión al Congreso de los Diputados de un informe anual de actividades forma parte de las obligaciones que el Consejo de Seguridad Nuclear tiene encomendadas por ley.